Img

UN BREVE PANORAMA DE NUESTRA HISTORIA



La Académie Belgo-Espagnole d’Histoire es una entidad cultural sin ánimo de lucro, fundada en Bruselas en 1953 por M. Fortuné Koller, prestigioso historiador a quien se deben importantes estudios, tales como los titulados Gens de chez nous dans les divers ordres de chevalerie sous l’Ancien Regime, Les officiers de la Toison d’Or, o Armorial ancien et moderne de Belgique.

Está integrada por prestigiosos historiadores belgas y españoles, junto a otros hispanistas, cuyo fin principal es el estudio y las investiga¬ciones sobre el periodo histórico de la Dinastía común a ambas naciones (1504-1700), la presencia española en los Países Bajos, y la influencia de la cultura de estos en tierras hispanas. Todo ello conforma una historia común a ambos países, y la Academia la estudia y procura divulgar estos saberes. La Academia ha contado siempre con dos secciones, la Belga y la Española.

Desde su fundación, la Academia celebró sus sesiones en la sede de los Archives Générales du Royaume, en Bruselas, y ocasionalmente en la residencia de su Presidente. Durante los veinticinco años de la presidencia de su fundador, se celebraron 175 sesiones generales y públicas, durante las cuales se presentaron comunicaciones sobre los asuntos más diversos, siempre atinentes a las materias de su instituto: recordemos entre ellas las tituladas Les archives de Simancas; La prépondérance du Conseil Privé sur les autres Conseils collatéraux; Les Belges admis dans les divers Ordres étrangeres; Les Archers du Roy d’Espagne; Les Belges envoyés au Yucatán (Mexique); La “domination espagnole”; Siècles d’or et de lumière; Les Espagnols dans les Conseils collatéraux entre 1579 et 1609; Les sépultures des Princes des Pays d’En-Bas; Het Gulden Vlies en zijn deelname in de kollaterale raden van 1579 tot 1609; Les officiers de la Toison d’Or; La politique européenne de Philippe Ier le Beau; Les relations entre Belges et Espagnols sous Charles Quint; L’Historiographie belge; La Cour de Bruxelles, ducale, impériale et royale; Vingt siècles de relations belgo-britanniques; o Philippe II ou la faillite d’une politique d’absolutisme. Al mismo tiempo, y en colaboración con el C.I.D., se organizaron varias exposiciones históricas.

Tras la dimisión del Presidente Koller en septiembre de 1979, debido a la enfermedad que le llevaría a la tumba poco tiempo después, fueron elegidos sucesivamente M. Robert Wellens, Jefe de Sección de los Archives du Royaume, y M. Pierre Houart, entonces Presidente del C.I.D., que había sido Secretario General de la Academia, en la que fue recibido en 1970.

La Academie Belgo-Espagnole d’Histoire, bajo los auspicios del Senador D. Juan Van Halen y Acedo y acogiéndose a lo dispuesto por la Ley de Asociaciones, instaló su sede a Madrid en 1991, siendo entonces electo Presidente el que lo era de Honor, D. Manuel Fraga Iribarne, a quien enseguida sucedió D. Luis Cervera Vera, Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Desde entonces, ha sido desde España desde donde la Academia ha impulsado sus actividades corporativas, señaladamente tras el establecimiento del Premio Flandes, que galardona anualmente a los autores de los estudios hispano-belgas más relevantes.

Tras el fallecimiento del Presidente Cervera Vera en 1999, y la elección como nuevo Presidente del Dr. Marqués de La Floresta en 2001, la Academia ha acometido su modernización y ha reanudado con nuevos impulsos las tareas científicas que le son propias, acogiendo en su seno a una pléyade de historiadores y estudiosos del pasado común a los Reinos de Bélgica y de España.

El primer Cincuentenario de la Academia se celebró tanto en Bruselas como en Madrid, cerrándose los actos con una cena de gala en los jardines y salones del Hotel Ritz madrileño, en la noche del 19 de julio de 2004.

Esta grata y memorable celebración supuso una importante reactivación de los trabajos académicos: baste decir que en los últimos años la Academia ha participado activamente en el simposio Brujas (1430)-Barcelona (1516). El Toisón de Oro: la Europa de los Príncipes / la Europa de las Ciudades, organizado por el Instituto Cervantes en Bruselas en diciembre de 2002; en el III Congreso Internacional de Hispanistas celebrado en la Universidad Jagellónica de Cracovia (Polonia) en octubre de 2005 (habiendo sido encomendada a la Academia la publicación del volumen de actas, Retos del Hispanismo en la Europa Central y del Este, que comprende casi mil páginas); en el proyecto de estudio y catalogación de sellos de paños, que en 2007 produjo el volumen Sellos de Paños. Notas para la historia de la Sigilografía textil en España, Italia y Flandes; y en el I Seminario Internacional Complutense sobre la Transmisión del Conocimiento en el Medievo y el Renacimiento: el libro y las bibliotecas, celebrado en Madrid en abril de 2008 (la publicación de cuyas actas también ha sido encomendada a la Academia). Durante el mes de mayo de 2010 la Academia organizó con la Universidad Complutense de Madrid el II Seminario Internacional Complutense: De los reyes bibliófilos a los patrimonios nacionales.

Simultáneamente se inició la publicación regular de la revista científica Anales del Cincuentenario - Annales du Cinquantenaire, cuyos cuatro primeros volúmenes bianuales están ya a disposición de los lectores y de los especialistas; en este momento se preparan los volúmenes quinto y sexto.

El prestigio internacional de la Académie Belgo-Espagnole d'Histoire le ha abierto las puertas de las más relevantes instituciones culturales: así, ha sido inscrita por la Unión Europea en su Registro de Grupos de Interés (número 609786217199-26); y también ha sido recibida por la Organización de las Naciones Unidas en el Consejo Económico y Social (Ecosoc), como organismo consultivo en materias culturales y educativas.