EL EMBAJADOR DE RUSIA, EN LA ACADÉMIE BELGO-ESPAGNOLE D’HISTOIRE

Img
La Academia Belgo-Española de Historia, entidad fundada en Bruselas en 1953 y cuya sede está hoy en Madrid, ha celebrado la solemne ceremonia de apertura del curso académico 2010-2011, bajo la presidencia del doctor Marqués de La Floresta, profesor catedrático de la Universidad Técnica de Lisboa.

Img
El acto ha tenido lugar, excepcionalmente, en los salones de la Embajada de la Federación de Rusia, y durante el mismo leyó la memoria anual de actividades el vicepresidente don Antonio Sánchez de León, y tomaron posesión de su plaza, llamados por el vicesecretario don Manuel Mª Rodríguez de Maribona, los académicos electos don Mario de Cea Neyla, don Rafael Portell Pasamonte, don Manuel Ruiz de Bucesta Álvarez, don José Ángel Escorial Senante, don Daniel San Martín Viscasillas, la Marquesa de Casa Real, doña María José Martínez de la Fuente, el doctor don Ignacio Palomo Álvarez, don Carlos Escudero de Burón, presidente de la Fundación Carlos III, y el propio embajador Alexsander I. Kuznetsov, que como es bien sabido es un reputado historiador.

El embajador Kuznetsov, en nombre de sus compañeros, pronunció el reglamentario discurso de recepción, disertando brillantemente sobre las relaciones culturales y diplomáticas hispano-rusas. Le contestó, en nombre de la Corporación, el académico secretario general, senador don Juan Van Halen y Acedo. Entre los invitados, el embajador de Bélgica, el presidente de la Audiencia Nacional, el almirante general Moreno Barberá, el Padre Ángel García Rodríguez, presidente de Mensajeros de la Paz, y los embajadores del Perú, Ecuador, Brasil y Venezuela. Concluido el acto, académicos e invitados disfrutaron largamente de un espléndido cóctel, servido en los salones de la propia embajada por cortesía del embajador Kuznetsov.